Puertas corredizas: ¿qué tipos hay?

Las puertas corredizas más utilizadas

Cuando se trata de amueblar o restaurar su casa, siempre existe el problema de elegir las puertas, corredizas un elemento interior fundamental porque es extremadamente visible.

Las puertas corredizas satisfacen las necesidades estéticas pero sobre todo funcionales. Cada tipo puede representar el mejor método para un paso fácil y fluido en cada habitación.

Veamos ahora cuáles son las principales:

  • Puertas corredizas oculta: si necesita una opción que le permita aprovechar al máximo el espacio disponible, este tipo es ideal, porque puede instalarse de tal manera que, una vez abierta, se retrae en una pared. Sin embargo, tenga cuidado: este tipo hace necesario trabajar para permitir la instalación de un marco dentro de las paredes, y por lo tanto requiere un compromiso más importante. También es necesario comprobar que el grosor de la pared del hogar es suficiente para no impedir que la puerta se deslice adecuadamente.
  • Puerta corrediza exterior: este tipo es el preferido por quienes no tienen problemas de espacio y no quieren intervenir con operaciones que comprometan los muros. Las puertas corredizas exteriores, de hecho, pueden ser ensambladas muy fácilmente, colocando un riel que es ligeramente más alto que las diversas entradas, sin tener que crear espacio adicional. Además, utilizando este tipo se pueden obtener diferentes efectos muy agradables, desde los más contemporáneos hasta los más clásicos, como sucede con las llamadas puertas de granero, las aberturas exteriores preferidas por los que quieren dar un toque de campo a sus casas. Lo más importante es elegir un modelo que se deslice suavemente y que esté garantizado por muchos años.
  • Pared deslizante: es el tipo ideal para aquellos que necesitan cubrir un espacio muy grande. Debido a su tamaño, no son fáciles de instalar y requieren más trabajo. No sólo es necesario seleccionar el material de los paneles, sino que también hay que prestar mucha atención al mecanismo de deslizamiento externo, por lo que, muy a menudo, este tipo requiere un gasto considerable.

Diferentes materiales para cada habitación

Como las puertas normales, las puertas corredizas están disponibles en diferentes materiales, y puedes elegir la que mejor se adapte a tu casa.

  • Madera: el material más utilizado para todo tipo de puertas, es perfecto para aquellos que quieren una solución versátil y atemporal disponible en diferentes acabados. Con los años, los paneles de madera contrachapada ligeros y baratos se han hecho cada vez más populares; quienes quieran dar a su espacio vital un carácter antiguo pueden pensar en reutilizar los paneles antiguos, que, una vez restaurados, realzarán cada habitación de manera especial.
  • Vidrio: si te inclinas más por un estilo contemporáneo puedes instalar puertas de vidrio corredizas. Aquí también hay diferentes soluciones disponibles, desde paneles que aprovechan al máximo este material hasta decoraciones que combinan rieles de hierro decorativos con la sustancia vítrea. Perfecto para dejar entrar mucha luz, los paneles de cristal son también ideales para aquellos que quieren opciones de personalización casi infinitas, debido a la amplia disponibilidad de colores y efectos.
  • PVC: el niño de la era moderna, el PVC se está convirtiendo en una elección obligatoria para todos los hogares. Asequibles, personalizables y seguros, los paneles de este tipo son perfectos para aquellos que quieren asegurar un deslizamiento ligero y suave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *